Tiempo de ocio

Desde hace tiempo fomentamos actividades en las que las personas a las que atendemos gozan de espacios lúdicos que creemos son necesarios para su desarrollo, tales como:

  • Piscina (en las instalaciones del GEIEG)
  • Equinoterapia realizada en la Hípica Mas Alba, con monitores especializados
  • Viajes al extranjero
  • Convivencias de varios días
  • Salidas a Port Aventura y otros sitios de interés
  • Teatro
  • Música (con el profesor Xavier Compte)

Aprendemos viajando

En la escuela Mare de Déu del Carme creemos en la importancia de viajar por el desarrollo integral de la persona y, a la vez, por la igualdad real de las personas con discapacidad. Las familias de nuestros alumnos conocen y participan con ilusión en el proyecto “Aprendemos viajando”. Saben que éste forma parte del proyecto educativo y, ya desde la matriculación de su hijo en el colegio, reciben información del mismo.

Desde hace años el colegio organiza viajes de final de curso con los alumnos mayores. Los últimos han sido a Lisboa (2016), Canarias (2014), Marrakech (2012), Túnez (2010) y Egipto (2008).

Buscamos sitios en los que podamos hacer salidas y actividades que les aporten unas experiencias muy enriquecedoras y aprovechamos también para desarrollar hábitos sociales en un entorno que no existe en la escuela.

Podemos llevar a cabo este proyecto porque contamos con el apoyo desinteresado de profesores que los acompañan, y que han preparado el viaje con los alumnos con antelación.

Los viajes se hacen cada dos años para dar tiempo a obtener los recursos suficientes. Además de vender boletos de lotería de Navidad, se organizan otras actividades que permiten pequeños ingresos (recogida de papel y cartón, regalos solidarios en Navidad, venta de rosas en S.Jordi, etc.) que han permitido que, hasta ahora, los viajes no han acarreado costes para la Fundación. Durante esos meses aprovechamos la oportunidad para fomentar el hábito del ahorro en los alumnos, acompañándolos al banco a ingresar pequeños importes a un depósito abierto con su nombre.

Es una actividad que da siempre muy buenos resultados; ¡basta ver la cara de felicidad de los alumnos cuando vuelven! El recuerdo de estas experiencias les acompaña el resto de sus vidas.